Pagos de bonos argentinos en el limbo ante controles de capital

Argentina dio a conocer una serie de controles de capital a principios de este mes, como una respuesta del presidente Mauricio Macri a la caída del peso que merma las reservas del Gobierno.
La economía argentina sufre fuertes reveses desde que el actual mandatario, Mauricio Macri, perdió las primarias
presidenciales ante el candidato de centro izquierda Alberto Fernández. EFE

Los controles de capital recientemente impuestos por Argentina están creando impedimentos para el cobro de pagos por parte
de los tenedores de bonos a medida que vencen sus títulos.

Debido a las regulaciones del banco central, los tenedores de bonos argentinos denominados en dólares y emitidos a nivel
nacional no pueden recibir el capital o el pago de cupones en el extranjero, dijo la empresa de liquidación Clearstream en
un comunicado en su sitio web. La moneda extranjera adeudada a los titulares quedará aparcada hasta nuevo aviso, informó la
compañía.

Argentina dio a conocer una serie de controles de capital a principios de este mes, una respuesta del presidente Mauricio
Macri a la caída del peso que merma las reservas del Gobierno tras sus malos resultados en las elecciones presidenciales
primarias. Las medidas incluyen un límite a la retirada del país de fondos de un máximo de US$1.000 al mes por parte de los
no residentes, una cantidad insignificante para algunos inversores.

Esta restricción implica que cualquier ingreso y fondos de reembolso en monedas que no sean pesos argentinos no pueden
recaudarse ni pagarse a ninguna cuenta que tenga una persona jurídica fuera de Argentina, según el comunicado de
Clearstream.

El impacto en los pagos de bonos corporativos salió a la luz tras la difusión de un comunicado de Clearstream con fecha del
10 de septiembre en el que anunciaba que estaba manteniendo los ingresos de un bono de la empresa inmobiliaria IRSA
Inversiones y Representaciones que venció el 9 de septiembre. Puesto que Clearstream se considera una “persona jurídica”,
incluso si los propietarios subyacentes son inversores minoristas estos también quedan afectados por los controles de
capital, agregó.

IRSA dijo en un aviso al regulador de valores que, aunque pagó su bono en el plazo adecuado, sabía que los tenedores con
custodia en el extranjero no habían podido cobrar sus pagos. En su declaración, la compañía aconsejó a los titulares que no
recibieron pagos de capital o intereses que consulten a sus custodios sobre las normas de cambio aplicables.

Entre las opciones para sacar dinero de Argentina, algunos inversores han recurrido a una operación conocida como “blue chip
swap”, mediante la cual compran ciertos tipos de acciones o bonos en el mercado nacional con pesos, y posteriormente venden
esos valores en el extranjero por dólares.

FUENTE: DIARIO EL ESPECTADOR (CO)


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER