Música y racismo: Las voces negras hablan alto

Fue un martes de silencio. El 2 de junio las grandes disqueras decidieron no trabajar un día y en Ecuador varios encuentros musicales virtuales o entrevistas quedaron postergados para darle apoyo a las protestas por el caso de George Floyd en Estados Unidos.

Quisieron hacer sentir que las vidas negras importan y sus voces son las que ahora deben escucharse. Warner Music publicó un mensaje de unión que decía: “Hoy nos desconectamos del trabajo para escuchar a las voces de aquellas personas cuyas vidas han sido afectadas por el racismo y la injusticia, y para centrarnos en la responsabilidad y la transformación.

Hay mucho que hacer, y estaremos planeando cómo nosotros, como compañía, podemos luchar en favor de un cambio real y duradero. Las palabras no son suficientes. Debemos actuar”. Por su parte, Paola Díaz, representante de Universal Music en Ecuador, especificó que en la compañía lo han tomado como un “momento que hemos dedicado a reflexionar y a mirar desde cada una de nuestras posiciones, cómo podemos aportar más a favor de la igualdad con nuestro trabajo y con la música, nuestros artistas y sus composiciones”.

La casa publicitaria de Nikki Mackliff y Maga Córdova, Artist Grup, también se sumó a la campaña y sus artistas no tuvieron contacto con la prensa para hacer sentir el silencio. En sus redes sociales presentaron también un apagón

Fue un martes de silencio. El 2 de junio las grandes disqueras decidieron no trabajar un día y en Ecuador varios encuentros musicales virtuales o entrevistas quedaron postergados para darle apoyo a las protestas por el caso de George Floyd en Estados Unidos.

Quisieron hacer sentir que las vidas negras importan y sus voces son las que ahora deben escucharse. Warner Music publicó un mensaje de unión que decía: “Hoy nos desconectamos del trabajo para escuchar a las voces de aquellas personas cuyas vidas han sido afectadas por el racismo y la injusticia, y para centrarnos en la responsabilidad y la transformación.

Hay mucho que hacer, y estaremos planeando cómo nosotros, como compañía, podemos luchar en favor de un cambio real y duradero. Las palabras no son suficientes. Debemos actuar”. Por su parte, Paola Díaz, representante de Universal Music en Ecuador, especificó que en la compañía lo han tomado como un “momento que hemos dedicado a reflexionar y a mirar desde cada una de nuestras posiciones, cómo podemos aportar más a favor de la igualdad con nuestro trabajo y con la música, nuestros artistas y sus composiciones”.

La casa publicitaria de Nikki Mackliff y Maga Córdova, Artist Grup, también se sumó a la campaña y sus artistas no tuvieron contacto con la prensa para hacer sentir el silencio. En sus redes sociales presentaron también un apagón.

Alexander Suárez, publicista de Sony Music Ecuador, le explicó a EXPRESIONES que su compañía disquera se mostró solidaria en todas sus redes con el fondo de color negro. “No se hizo ningún lanzamiento de ninguna canción ni video ni se subieron cosas de estrenos a las plataformas, con el fin de pararle a la música para que las voces de las personas que proteste se escuchen”, detalló. Este tema global también tuvo una opinión por parte de artistas afroecuatorianos, quienes creen que el racismo y la discriminación no son casos aislados en el país.

Karla Kanora, cantante

“Yo no te voy a hablar desde mi etnia, yo te voy a hablar como ser humano”. Es la primera frase que suelta la cantante Karla Kanora sobre el tema del racismo y la iniciativa del Blackout Tuesday. Karla hace una pausa antes de mencionar que el día que se enteró del homicidio de George Floyd pasó un día muy “amargo”. “Tuve que escribir sobre lo que sentía para tranquilizarme. Es que no queremos entender. Sigue esta problemática latente”, lamentó.

Para la intérprete de Solo tú, el apagón en redes sociales es una forma pacífica de manifestarse. “Necesitamos quitarnos ese imaginario de que somos distintos. Nos hace un profundo daño. La raza es una sola: la humana. Esto de querer ejercer el poder sobre el otro causa dolor”, reflexiona. La cantautora esmeraldeña insiste en que “este caso se trata de segregación y discriminación, y no es un caso lejano. Sucede en el mundo entero, incluido Ecuador”.

Siente que el discrimen ideológico es uno de los más evidentes en el territorio nacional. Al momento de resaltar la voz del arte y la música, Karla prefiere generalizar y darle la posta a los artistas de antaño de Esmeraldas, provincia con la mayor población afroecuatoriana. “Los ancianos de la tradición esmeraldeña son los que conocen el proceso afro en el país”.

Liz Pacho, cantante

La cantante de soul y R&B esmeraldeña Liz Pacho cuenta su perspectiva desde Chile, país donde está pasando su cuarentena. Ella opina que “es muy importante que las grandes industrias musicales tomen medidas y transmitan su apoyo para la gran movida actual que involucra a la población afro. No creo que sea la más efectiva, pero sí es destacable empezar a hacer visible toda la lucha constante que vivimos muchos artistas y la verdad casi todos los que no somos blancos”.

Sobre el panorama ecuatoriano remarca que “los artistas y las personas afro, como muchas otras minorías, hemos sufrido muchos tipos de discriminación y racismos. Me gustaría pensar que esta iniciativa ayudaría en algo, pero dada la muy limitada visibilidad que se tiene para las minorías, creo que deberíamos empezar por abrir más puertas sean laborales o mediáticas, algo real”.

Al preguntarle por artistas afroecuatorianos, ella destaca el talento de Rosa Wila y Black Mama. También a las escritores y activistas como Yuliana Ortiz, Anthony Guerrero, Juana Francis Bone y Almendra Ruano.

¿Qué fue el Blackout Tuesday?

Todo se puso negro. El habitual colorido, brillo y alegría de Instagram se había perdido. Los influencers ya no postearon sus elegantes desayunos. No se vieron rutinas de ejercicios caseros. Y los artistas habían hecho un silencio y su música quedó de lado. El Blackout Tuesday (del martes 2 de junio) se hizo presente en redes sociales. Lo mismo ocurrió en Spotify, una de las plataformas de música más populares. Sus listas de reproducción estaban en negro. Se las podía oír, pero todas las portadas estaban oscuras y se difuminaban con el fondo de la plataforma.

Era un llamado quizá discreto, pero muy significativo en apoyo a la lucha social de la minoría afroamericana en Estados Unidos. La industria musical, tan enriquecida por su cultura y talento, apoyó a sus hermanos con una propuesta que podía incluir al mundo al alcance de sus dedos.

La etiqueta #BlackoutTuesday (apagón de martes) tuvo más de 28,6 millones de publicaciones, una manera de dejar de hablar de cosas que callen las manifestaciones por el homicidio de George Floyd en Mineápolis, Minnesota (Estados Unidos), el 25 de mayo pasado. La industria musical y cultural estadounidense se paró y el resto del mundo hizo eco.

FUENTE: EL EXPRESO


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER