¿Quién asumirá el poder en Bolivia, tras la renuncia de Evo Morales?

El presidente Evo Morales, tras casi 14 años en el poder, renunció a su cargo en medio de una crisis política disparada por las acusaciones de fraude que sufrió tras ser reelecto en los comicios de octubre, lo que dejó al país en un vacío institucional tras la dimisión de quienes deberían sucederlo.

Como el vicepresidente Álvaro García Linera y la presidenta del Senado, la oficialista Adriana Salvatierra, también dimitieron, la situación de la conducción del país andino no estaba clara. El presidente de la Cámara de Diputados, el miembro del oficialismo Víctor Borda, ya había renunciado unas horas antes.

“Tenemos un vacío de poder porque nadie puede asumir la presidencia si no hay la sucesión constitucional”, dijo al diario La Tercera el politólogo boliviano Marcelo Arequipa, quien agregó que el escenario de unas nuevas elecciones también es incierto.

La renuncia del líder indigenista, anunciada por televisión, se produjo horas después de que llamara a nuevas elecciones, presionado por un informe difundido ayer en la madrugada por la Organización de los Estados Americanos, en el que señalaba que había encontrado ‘irregularidades’ en los comicios de octubre.

Ha habido un golpe cívico, político y policial instigado por grupos oligárquicos que conspiran contra la democracia…, mi pecado es ser indígena… La lucha no termina aquí. Los humildes, los patriotas, vamos a continuar luchando por la igualdad y la paz”, Evo Morales.

El llamado fue rechazado por la oposición, que pidió su renuncia al igual que las Fuerzas Armadas.

Una ola de renuncias se dio previamente de ministros, viceministros, alcaldes, diputados, senadores, entre otros.

En tanto, la Fiscalía General abrió una causa contra los siete miembros del Tribunal Supremo Electoral, afines a Morales, por su presunta responsabilidad en las irregularidades en los cuestionados comicios.

Más tarde, la policía detuvo a la presidenta del ente, María Eugenia Choque.

Morales, quien asumió el poder en 2006, había ganado las elecciones del 20 de octubre. Sin embargo, una inexplicable pausa en el conteo de votos de casi un día provocó acusaciones de fraude y generó protestas de la oposición, huelgas y bloqueos de carreteras.

Finalmente, el informe preliminar de la OEA, que realizó una auditoría de los comicios, dio cuenta de inconsistencias en el proceso de octubre.

“Se encontraron irregularidades, que varían desde muy graves hasta indicativas…”, señaló el organismo.

Según el informe, resulta “estadísticamente improbable” que, pese a ganar los comicios, Morales haya obtenido los 10 puntos porcentuales necesarios para evitar un balotaje con el liberal Carlos Mesa, quien resultó segundo.

En medio de los festejos de miles de bolivianos que celebraban en las calles la renuncia de Morales, también había temor e incertidumbre. Las Fuerzas Armadas de Bolivia habían ordenado operaciones por aire y tierra para ‘neutralizar’ a grupos armados.

El líder chavista Nicolás Maduro condenó lo que consideró un “golpe de Estado” contra Morales. La vicepresidenta electa de Argentina, Cristina Fernández, calificó del mismo modo los sucesos en Twitter.

Perú solicitó una transición democrática en Bolivia luego de la renuncia de Morales.

Mientras, Colombia pidió una “reunión urgente” del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), a fin de buscar soluciones a la compleja situación institucional en Bolivia.

Reacciones
Carlos Borth, analista y académico

‘Sucesión debería darse en el Senado’

La Constitución de Bolivia determina que ante la ausencia del presidente le sucedería el vicepresidente de la República, el presidente de la Cámara del Senado y el de la Cámara de Diputados, en ese orden, según el analista Carlos Borth.

“A más de Evo (Morales), también renunciaron todos ellos, pero las Cámaras tienen su propia sucesión, cada una con dos vicepresidentes. En la de senadores se fue el primer vicepresidente, por lo tanto, queda el segundo vicepresidente, que es una senadora de la oposición representante del departamento del Beni (Jeanine Añez)”, asegura el también académico.

Pero el mayor peligro, agrega, es que renuncien los diputados y senadores del MAS (partido liderado por Morales), lo que dejaría al Legislativo sin el quorum mínimo para dar paso a la sucesión.

Sofía Cordero, miembro del PNUD

Lo que vendría es una sucesión constitucional, ya que al haber renunciado al binomio de Evo Morales y Álvaro García Linera, quien también es el presidente del Senado por lo que hay que hacer una sucesión pero sin contar con él.

Hay que hacer una sucesión eligiendo en el Senado a quién sería el sucesor, tiene que ser una negociación política dentro de la asamblea legislativa, ese es el siguiente paso en términos constitucionales, una negociación política para la sucesión presidencial, para que asuma un gobierno de transición que convoque y prepare el acuerdo de nuevas elecciones lo que dice el informe de la OEA.

En esta negociación política, estrictamente participarían los partidos que tienen representación en el Senado y diputados, serían los partidos que tienen representación entre esos MAS. Pero ahí yo no sabría decirle ahí si y la negociación se habrá a las fuerzas políticas que participaron en esta elección y en el caso ya entraría por ejemplo el partido político de Carlos Paz y Comunidad ciudadana, que sacó una importante representación en ambas cámaras.

Me he contactado con mucha gente que está vinculada al Gobierno gente del grupo de trabajo del que soy parte, asesores del binomio y del gabinete y me han dicho que el proceso empieza hoy y a partir de la renuncia que fue a las cinco de la tarde del binomio, pero como la crisis es tan grave, tan fuerte en realidad nadie sabe si las nuevas fuerzas políticas que fueron electas en esta primera vuelta también van a participar en la negociación.

Evo Morales no volverá a candidatizarse, cuando publica el informe de la OEA y convoca a elecciones, él dice que no se va a postular, pero que existe la posibilidad de que MAS saque un nuevo candidato y que pueden postular nuevos actores políticos en esta nueva convocatoria a elección, que quiere decir que no solo son los candidatos que ya participaron en la primera vuelta si no que pueden ingresar otros.

Pero él no va a ser candidato porque su candidatura generó demasiado rechazo y el objetivo era detener la violencia.

Gloria Ardaña, asesora política

‘Se comprobó el monumental fraude’

La ciudad de La Paz “se ha volcado a las calles para celebrar, ha sido un triunfo del pueblo boliviano luego de tres semanas de protestas”, dice Gloria Ardaña, parte del grupo de relaciones internacionales de campaña de Carlos Mesa, quien refiere que ante el vacío de poder, las FF. AA. están cubriendo la seguridad junto a la policía y que “la confianza en ellos es absoluta”.

Hoy habrá una convocatoria del Congreso y se conocerá primero la renuncia al poder que tiene que ver tanto del presidente como del vicepresidente y seguramente se procederá a la elección de las nuevas autoridades, refiere.

Ardaña recalca que con lo vivido pudo probarse públicamente la realidad del país y que con la auditoría de la OEA se confirmó el “monumental fraude” del que “la ciudadanía ya se había dado cuenta”. (I)

 

FUENTE: DIARIO EL UNIVERSO (EC)


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER