El empleo pleno, con 37,9%, está en su índice más bajo desde 2014 en Ecuador

Quito – Unos 261.767 ecuatorianos perdieron sus plazas de trabajo de empleo pleno entre marzo del 2018 y marzo del 2019. Así el empleo pleno –que es aquel en el cual el trabajador labora al menos 40 horas semanales, y gana al menos el salario básico– continúa con su deterioro desde 2014 (último dato del INEC) cuando este índice se había colocado en 45,5%. En el último año, este pasó de 41,1% a 37,9%, una diferencia estadísticamente significativa.

En tanto, en marzo del 2018, 3’356.862 ciudadanos tenían empleo pleno, la cifra ahora se redujo a 3’099.795.

Este lunes 15 de abril el viceministro de Finanzas, Fabián Carrillo, reconoció que el mayor desafío del Gobierno en estos momentos está en cómo generar crecimiento y empleo en la sociedad. También aseguró que es visible el agotamiento del modelo económico en el cual el sector público era el generador de la actividad económica.

Mientras tanto, el ministro del Trabajo, Andrés Madero, dijo que el Gobierno ha firmado contratos de inversión y tiene proyectos ambientales que generarán plazas de trabajo. También anunció que en dos o tres semanas se tendrá un primer borrador de la reforma laboral que buscará generar incentivos para mejorar el empleo en el sector privado.

Sobre el tema, José Hidalgo, director de Cordes, explicó que lo sucedido con el empleo pleno es producto de una desaceleración económica que se da por dos factores. El primero, el ajuste fiscal producto de la necesidad de poner las cuentas en orden; pero además por la falta de competitividad externa del país que impide que el sector privado se dinamice.

Para Hidalgo, las cifras son un llamado de atención para que el Gobierno tome medidas para generar políticas de empleo en el sector privado.

Adicionalmente, el desempleo también tuvo un deterioro al pasar de 4,4% a 4,6%, comparando el periodo marzo 2018, marzo 2019. Sin embargo, según el INEC, esta diferencia no es estadísticamente significativa. En todo caso, en Quito, la variación sí resulta significativa, pues pasó de 7,1% a 9,7%.

Roberto Castillo, director del INEC, y el Ministro del Trabajo indicaron que en Quito la desvinculación de trabajadores en el sector público “ha sido marginal”, pues llegaría a 3.000 personas. No obstante, dijeron no tener los datos de por qué se produce el importante incremento.

Otro dato que define la situación laboral es que del total de personas con empleo, el 45,7% se encuentra en el sector formal y el 46,7% en el sector informal, indicó el INEC.

Por otro lado, Fabián Carrillo, explicó las líneas generales de la reforma laboral: Se buscaría introducir normas que reduzcan los costos de contratación, habrá contratos por obra o servicio, se impulsará el desarrollo del teletrabajo.

Además se darán incentivos para quienes generen empleo para mujeres y jóvenes. Y se propondrá aprobar una ley de emprendimiento.

Otros datos de Inec

Otro empleo no pleno: De acuerdo con los datos del INEC, el otro empleo no pleno (personas que ganan menos del básico o trabajan menos horas) pasó de un 25,7% a un 27,2% entre 2018 y 2019.

Por género: En cuanto al desempleo por género, el INEC informó que fue más profunda la problemática en mujeres cuyo índice de desempleo fue de 5,7%, mientras que en varones fue de 3,8%.

FUENTE: DIARIO EL UNIVERSO (EC)


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER