Ecuador tiene cuatro clasificados a los Juegos Paralímpicos de Tokio.

Hasta el momento, la delegación nacional la componen cuatro atletas. La Secretaría del Deporte espera aumentar a nueve el número de clasificados a los Juegos Paralímpicos, que se desarrollarán del martes 24 de agosto, al domingo 5 de septiembre de 2021.

Tokio espera la presencia de alrededor de 5.000 deportistas, de 160 países, en 22 deportes diferentes, durante los Juegos Paralímpicos, que también fueron aplazados por la pandemia del Covid-19. Los Juegos Paralímpicos empezaron en 1948, como un programa de rehabilitación para veteranos de la Segunda Guerra Mundial. En 1952 se convirtieron en una competencia internacional. Desde Roma 1960 se organizan en el mismo país anfitrión de los Juegos Olímpicos. Y desde Seúl 1988, los Paralímpicos se celebran pocos días después de los Olímpicos y en las mismas sedes.

Para participar en los Juegos Paralímpicos, los deportistas primero deben ser categorizados según su discapacidad. El Comité Paralímpico Internacional hace una clasificación funcional con base en estrictos patrones.

“La clasificación funcional es la que determina en qué grupo puede competir un atleta, para que no haya desigualdad“, explica Valeria Maldonado, directora de deporte para personas con discapacidad de la Secretaría del Deporte.

Una de las principales dificultades para la delegación ecuatoriana fue la pandemia del Covid-19, porque detuvo la preparación que traían los deportistas. Muchos permanecieron sin competir por más de un año, y recién volvieron a participar en marzo pasado de 2021, en el Grand Prix de Túnez. Allí, el país no consiguió ningún cupo adicional, pero varios deportistas pudieron probar su nivel en relación a sus rivales y otros retomaron las competiciones, de cara a futuras pruebas para lograr el cupo paralímpico.

Y desde el próximo 13 de abril, una delegación compuesta por seis deportistas, dos entrenadores, un fisioterapista y un delegado, viajarán a Jesolo, en la provincia de Venecia, en el norte de Italia, para competir en el segundo Grand Prix de la temporada. Allí, los ecuatorianos van con diferentes objetivos. Kiara Rodríguez intentará conseguir su clasificación a Tokio 2021 en los 100 metros planos. Ya está clasificada en salto largo. Darwin Reyes, Sebastián Romero y Diego Arévalo intentarán mejorar sus marcas, para asegurar un cupo en los 1.500 y 5.000 metros planos. Stephany López va en busca de la marca A, para asegurar su cupo en Tokio 2021 en lanzamiento de bala y lanzamiendo de disco. Lizanshela Angulo competirá por primera vez a nivel internacional y buscará actualizar su clasificación funcional. Ecuador tiene cuatro deportistas clasificados para los Juegos Paralímpicos de Tokio, pero el objetivo es superar los cinco que asistieron a Río de Janeiro 2016 y completar un cupo de ocho o nueve atletas.

FUENTE: PRIMICIAS (EC)


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER