Chile busca diversificar sus exportaciones para revertir caídas de 2019

La estrategia chilena busca este año “enfocar el comercio en aquellas dimensiones donde no están aprovechadas las oportunidades de nuestros tratados de libre comercio, lo que significa tanto en mercados, como en bienes y servicios”.
El comercio de Chile con el resto del mundo disminuyó 7,4% en 2019 afectado principalmente por las tensiones comerciales, situación que el gobierno busca revertir este año al ampliar su canasta exportadora y aumentar su posición en los mercados.

“La palabra clave para 2020 es diversificación. Buscamos diversificar nuestra presencia en mercados importantes en los que ya estamos, como China y Estados Unidos, por ejemplo, a través de un aumento de exportación de servicios”, informó a corresponsales extranjeros el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yáñez.

La estrategia chilena busca este año “enfocar el comercio en aquellas dimensiones donde no están aprovechadas las oportunidades de nuestros tratados de libre comercio, lo que significa tanto en mercados, como en bienes y servicios”, argumentó Yáñez.

Agregó que se explora nuevos lazos comerciales con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, India, la Comisión Económica Euroasiática, Africa y Medio Oriente.

Dijo que la idea es sumar iniciativas que permitan facilitar inversiones o nuevas negociaciones comerciales, en torno al intercambio de servicios y la economía digital.

El funcionario precisó que también se busca posicionar al comercio exterior chileno como un conductor de la inversión extranjera.

Un 62% de la caída de 2019 se debió al menor valor de productos mineros como el carbonato de litio, hierro y cobre, metal que representa más de la mitad de los envíos totales de Chile, según cifras de la cancillería.

El intercambio comercial de Chile sumó US$139.275 millones en 2019.

Las exportaciones recaudaron US$69.682 millones, lo que reflejó una baja interanual de 8%”, afirmó Yáñez.

Un 62% de esta caída se debió al menor valor de productos mineros como el carbonato de litio, hierro y cobre, metal que representa más de la mitad de los envíos totales de Chile, según cifras de la cancillería.

De acuerdo con el informe del Servicio Nacional de Aduanas difundido el pasado 9 de enero, las exportaciones a China se contrajeron el año anterior un 9,9%.

Sin embargo, en 2019 Chile marcó un récord en las exportaciones al mundo de bienes “no cobre”, con un cobro del sector agropecuario, silvícola y pesquero de US$6.559 millones, influido por los resultados obtenidos al cierre del año.

“Existe una tendencia favorable y esperamos que se mantenga, hay factores estacionales, como la exportación de cerezas, lo que sube nuestros números de comercio”, explicó Yáñez respecto de los embarques de esa fruta que se realizan en temporada de verano y se iniciaron en noviembre anterior.

Yáñez señaló que, pese al “complejo” panorama externo y a la crisis social que estalló en Chile el 18 de octubre pasado, se evidenció en diciembre anterior un aumento interanual en los montos exportados (1,3%).

Esto, luego de la rebaja de 20,7% de octubre y de 12% en noviembre que sufrieron los envíos al exterior.

“Fueron algunas semanas en que se complicó la cadena logística, pero desde el punto de vista productivo no se vio impactado el sector exportador. Hubo problemas para enviar en un periodo acotado, pero eso después se normalizó y se destaca el crecimiento respecto de 2018. El impacto de la crisis fue acotado”, agregó.

En este contexto, enfatizó que Chile ha estado presente los últimos meses en China, Estados Unidos, Japón, Singapur y Canadá para explicar cuál es la situación social del país y garantizar su confiabilidad como proveedor y receptor de inversiones.

“Nos preocupa el impacto que esta crisis pueda tener a nivel de imagen país”, declaró Yáñez, quien viajará la próxima semana a la reunión anual del Foro Económico Mundial que se realizará del 21 al 24 de enero en Davos, Suiza.

Aseguró que en materia de inversiones, el “stock” de 2019 fue superior al de 2018, con unos US$16.000 millones, sin dar cuenta de caídas o retiro de capitalizaciones producto de la crisis, que acumula casi tres meses de incesantes protestas en las calles.

“Muchos inversionistas llevan décadas en Chile y han visto al país pasar por distintos procesos (…) También hay inversionistas multinacionales, que saben que éste fue un año complejo del punto de vista global, de incertidumbre y crisis sociales” en otros países, acotó.

En esta línea, afirmó que existe “confianza” hacia Chile por parte de los mercados internacionales, por lo que le parece importante transmitir que Chile “se va a mantener como un país abierto al mundo en comercio e inversiones”.

“Es una garantía importante para los inversionistas extranjeros que Chile no se está desdibujando desde esa ruta. El comercio representa un 57% del Producto Interno Bruto (PIB) y necesitamos que el comercio y las exportaciones vuelvan a tener un rol más protagónico en el crecimiento de Chile”, añadió.

FUENTE: REVISTA AMÉRICA ECONOMÍA


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER