La economía chilena escaló un 20,1% interanual en junio, apoyada en una baja base de comparación y en medio de una paulatina recuperación tras el fuerte impacto de la pandemia de coronavirus, informó este lunes el Banco Central.

El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec), que representa cerca de un 90% del Producto Interno Bruto (PIB) del país sudamericano, subió además un 2,1% en términos desestacionalizados frente a mayo.

“Este resultado se explicó, en parte, por la menor base de comparación de junio del año anterior y por una mayor adaptación de los hogares y empresas a la emergencia sanitaria asociada al Covid-19”, dijo el organismo.

El mes registró un día hábil menos que junio de 2020.

Tras volver al confinamiento ante un aumento de casos luego de las vacaciones del verano austral, las autoridades han estado reduciendo las restricciones, lo que ha impulsado actividades presenciales, así como el comercio y los servicios.

“Todos los componentes del Imacec crecieron respecto al mismo periodo del año anterior, destacando la contribución de las actividades de servicios”, agregó.

La mejora en la producción de bienes estuvo vinculada al desempeño de la construcción y en menor medida a las manufacturas. En contraste, la minería cayó un 0,5%.

La actividad comercial, en tanto, creció 46,4% impulsada por las medidas económicas de apoyo a los hogares debido a la pandemia y los retiros parciales de los fondos previsionales.

Actualmente el mayor productor mundial de cobre registra un reducido número de contagios, mientras más de 12 de sus 19 millones de habitantes ya completaron su programa de vacunación contra el COVID-19, en una de las campañas más rápidas del mundo.

FUENTE: AMÉRICA ECONOMÍA (CH)