Ecuador tendrá centro de desarrollo tecnológico para alimentos y bebidas gracias a cooperación coreana

La Cooperación Corea-Ecuador 2019-2021 permitirá a nuestro país contar con un Centro de Desarrollo Tecnológico para alimentos y bebidas denominado Food Task Center (FTC), a un costo de USD 9,2 millones, con financiamiento del Instituto Coreano para el Avance Tecnológico de la República de Corea (KIAT) y apoyo técnico del  Instituto de Desarrollo Agroindustrial Internacional de Corea (KADI) y otras instituciones de investigación, desarrollo e innovación (I+D+I) de la nación asiática. Leer más

El comercio electrónico del Ecuador proyecta ventas por USD 2.200 millones en 2020

Una de las consecuencias de la pandemia del Covid-19 fue el impacto en la economía global. Uno de los sectores que supo aprovechar el confinamiento para consolidarse fue el comercio electrónico y la entrega a domicilio. Preparados o no, la pandemia fue el empujón para que la gente se decida a comprar por Internet. El sector tuvo que responder a la demanda y aprovechó para crecer, al punto que la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico, calcula que ese sector terminará 2020 con ventas por USD 2.200 millones.

Esa proyección apunta a que el comercio electrónico terminará el año con un crecimiento del 33,5% frente a los USD 1.648 millones alcanzados en 2019. Eso sí, el comercio electrónico crecía ya de forma sostenible y constante desde 2016, cuando el comercio electrónico consiguió mover USD 646 millones.

A Flourish chart Este año, el crecimiento tuvo relación directa con la pandemia. Entre marzo y mayo (la época más estricta del confinamiento) las ventas en línea superaron los USD 500 millones, consolidando la tendencia para el resto del año. La cuarentena impulsó la compra no presencial de categorías que antes de la crisis tenían poco protagonismo como: alimentos, implementos de bioseguridad, electrodomésticos, incluso artículos y medicina para mascotas, explica el representante de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico, Leonardo Ottati.

En cambio, las categorías que antes de la pandemia eran las más demandadas, actualmente atraviesan momentos complejos, como: turismo, hoteles, compras de pasajes aéreos y actividades de entretenimiento, dice Ottati. Estas últimas, en un año normal significaban el 35% de la facturación total del comercio electrónico, “se están recuperando, todavía mueven dinero, pero no igual que el año pasado”, puntualiza Ottati.

A Flourish chart Además del mayor volumen de ventas y del cambio de prioridades, la pandemia dejó nuevos compradores digitales. Un estudio de la Cámara Ecuatoriana de Comercio Electrónico y la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, 13 de cada 100 personas empezaron a comprar en línea por la crisis sanitaria. “La gente se acostumbró a comprar por esta vía y conservó la costumbre y en muchos casos cambió el hábito” asegura Ottati.

Ese hábito también se adquirió en compras de equipos electrónicos y electrodomésticos.  La razón es sencilla, se debe a la teleducación y al teletrabajo. “Es necesario tener una computadora con unas características mínimas, y que probablemente antes no las tenían, entonces había que actualizarlas”

FUENTE: PRIMICIAS (EC)

VOLVER