Alta inflación en EE.UU. tiene pros y contras para Ecuador

La inflación anual en Estados Unidos (EE.UU.) se encuentra en niveles no vistos desde hace cuatro décadas. Actualmente está en 8,3%, impulsada principalmente por el aumento de precios en alojamientoalimentación, tarifas aéreas y vehículos nuevos.

Por ejemplo, el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas ha subido 9% el último año; y la gasolina, un 43,6%, lo cual llevó a la Reserva Federal de EE.UU., el equivalente al Banco Central, a aumentar las tasas de interés.

Un encarecimiento de los créditos reduce el consumo, la demanda baja y se reduce la inflación.

Lo que ocurra en Estados Unidos tiene efectos en Ecuador, ya que se trata del principal socio comercial. Solo entre enero y febrero de este año, el país exportó en producto no petroleros USD 969 millones a ese destino, entre camarón, banano, flores y más. Asimismo, importó USD 446 millones, entre aceites, plástico, abonos, entre otros, según el Banco Central.

Simón Cueva, ministro de Economía Finanzas, señaló que la alta inflación de otros países frente la ecuatoriana, que está en 2,9% anual, mejora la competitividad de los productos nacionales.

Sin embargo, los países vecinos también pueden dejar que sus monedas se deprecien o subir las tasas de interés para contrarrestar la inflación, mientras que Ecuador, al estar dolarizado, no puede hacer nada con el tipo de cambio.

La Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) señaló que el panorama no es alentador para el Ecuador. Al incrementarse las tasas de interés, por ejemplo, el dólar se hace más fuerte y la oferta exportable del Ecuador pierde competitividad en los mercados de destino.

Inflación y migrantes ecuatorianos

Los migrantes ecuatorianos que viven en Estados Unidos están sintiendo el impacto de la inflación. Janeth Yépez, de 42 años, que vive desde hace 10 en Connecticut, señaló que en todo el tiempo que vive en ese país nunca los combustibles han tenido precios tan altos.

“La gasolina económica está en USD 4,40 el galón. Ayer puse USD 25 de combustible en un carro pequeño y llegó apenas a la mitad. Y como en todas partes, sube la gasolina y sube todo”, dijo la mujer. Ella trabaja en la administración de un edificio y tiene dos hijos, de 17 y 6 años. Su esposo, en cambio, trabaja en una fábrica.

Los alimentos también han tenido un fuerte incremento, agregó. “Hasta unos meses, yo compraba el paquete de seis piernas de pollo en USD 4; hoy, por el mismo valor, en el paquete solo vienen cuatro”.

Asimismo, Edith Ortiz, de 44 años, que vive desde 2001 en Estados Unidos, recordó que hace menos de dos años la gasolina regular estaba a USD 1,70 y ahora cuesta más del doble, dijo.

Igual incremento han tenido los alimentos. “Hace unos meses yo hacía las compras para dos semanas con USD 250, pero ahora con esa cantidad compro comida para una semana”, dijo la madre de tres hijos pequeños. Ella, su esposo y sus hijos viven en Nueva Jersey.

Se estima que en EE.UU. viven más de 700 000 migrantes ecuatorianos, quienes envían remesas para sus familias en Ecuador. En 2021, los envíos de ese país alcanzaron USD 2 768 millones, el 63,45% del dinero que recibe el país de los migrantes y que han sostenido la dolarización.

En unos meses se observará si estos envíos disminuyen por efectos de la inflación de EE.UU.

FUENTE: EL COMERCIO (EC)


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER