Trump y Putin se reúnen en una complicada cumbre

Estados Unidos – Hoy los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin, tendrán su primera cita binacional, en medio de varias polémicas entre ambos, pese a la pública admiración que se tienen sus líderes.

Ambos han tenido una relación de amor odio desde la campaña del magnate estadounidense en 2015, además de que el gobierno de Putin ha sido acusado por el partido Demócrata de EE.UU. de habar estado detrás de ataques que aumentaron las probabilidades de que Trump ocupe la Casa Blanca.

Incluso actualmente un fiscal especial, Robert Mueller, investiga el caso de la supuesta trama rusa, llegando a inculpar a doce agentes de inteligencia rusos de hackeo para intentar afectar los resultados de las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

El mandatario estadounidense también dijo a CBS News en una entrevista que “no había pensado” en pedirle a Putin que extradite a la docena de oficiales de inteligencia militar rusos por esos cargos, pero después de que su entrevistador le diera la idea, Trump dijo: “sin duda preguntaré al respecto”.

El mandatario estadounidense se negó a discutir sus objetivos para la cumbre y dijo que cree que esas reuniones son beneficiosas en sí mismas.

Sin embargo, en la misma entrevista tildó a Rusia, la Unión Europea y China de “enemigos” de EE.UU., por diversas razones, la mayoría económicas.

La relación entre ambos mandatarios ha sido mayormente positiva, pero con algunos traspiés.

En 2015, cuando Trump estaba en plena carrera para las primarias republicanas, indicó que podía llegar a entenderse muy bien y halagó a Putin, quien, sin apoyar abiertamente al amganate, dijo que era un “hombre brillante y lleno de talento”, favorito en la elección.

Sin embargo, el 20 de enero de 2017, Trump asumió el poder y las diferencias eran de peso y numerosas entre Washington y Moscú después de los desacuerdos sobre el conflicto sirio, la anexión de Crimea, la guerra en Ucrania, fricciones con la OTAN, además del acuerdo nuclear con Irán.

Pero el principal conflicto son las acusaciones de interferencia rusa en la campaña estadounidense de 2016 y sospechas de colusión entre el equipo del multimillonario y el Kremlin, que siempre ha negado toda responsabilidad en este caso que comprometió al más alto nivel al presidente de EE.UU.

Washington asegura que Trump dirá claramente a Putin “que es totalmente inaceptable inmiscuirse” sus elecciones, durante la reunión de Helsinki.

Otro punto álgido es la guerra comercial que desató Trump con varios países, incluyendo Rusia, que a su vez anunció a principios de este mes la introducción de aranceles a una serie de productos estadounidenses, en respuesta a las barreras aduaneras que este le impuso al acero y al aluminio.

Los dos dirigentes se reunieron ya en julio de 2017, al margen de la cumbre del G20 en Alemania, pero esta es la primera vez que hablarán de su relación bilateral. (I)

Otra vez Finlandia

La cumbre entre Vladimir Putin y Donald Trump es la cuarta de este tipo que se celebra entre mandatarios de ambos países en la capital finlandesa. Pero para Trump y Putin, la situación es muy diferente: la URSS es cosa del pasado, el presidente estadounidense está perdiendo la simpatía de los aliados europeos de Yalta, Rusia está a matar con los occidentales y Finlandia nunca se había mostrado tan cercana a EE.UU. y la OTAN.

FUENTE DIARIO EL UNIVERSO (EC)


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER