Tesla tendrá planta en China que competirá con fábrica de Estados Unidos

Tesla Inc. alcanzó un acuerdo preliminar con el gobierno de Shanghái para construir una fábrica que competirá con la producción de su única planta de ensamblaje en Estados Unidos, iniciativa que representa el mayor paso que ha dado Elon Musk hasta ahora para expandirse en el extranjero.

La capacidad planificada del fabricante de automóviles eléctricos para la planta es de 500.000 vehículos al año, dijo el gobierno de Shanghái en un comunicado. Bloomberg informó anteriormente que Musk, el máximo ejecutivo de Tesla, estaría en la ciudad para asistir a un evento con el gobierno el martes. Un representante de Tesla en China no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Mientras Tesla ha estado trabajando durante más de un año en la posibilidad de producir en China, el presidente Donald Trump ha estado tratando de apuntalar la fabricación en Estados Unidos. Tesla sigue los pasos de Harley-Davidson Inc. al expandirse fuera de Estados Unidos, lo que pone de relieve la urgencia con la que las empresas se están moviendo para evitar los posibles daños que genera la escalada en las disputas comerciales.

Las acciones de Tesla subían el martes 2,9% en Nueva York. La acción ha registrado un alza del 3,7% este año.

El fabricante de autos más nuevo de Estados Unidos busca expandir su capacidad y llegar de manera más eficiente a los mercados internacionales. La única planta de montaje de automóviles de Tesla se encuentra en Fremont, California, y cuenta además con una gigantesca fábrica de baterías en la vecina Nevada.

Después de avanzar en China, el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo, Tesla ha dicho que dará a conocer planes hacia el final de 2018 para construir una planta en Europa.

Mientras que Musk, de 47 años, dijo en mayo de 2016 que esperaba que Tesla produjera 500.000 vehículos al año en Fremont en 2018, la empresa no ha podido cumplir sus objetivos de fabricación del sedán Model 3. Tesla ha ensamblado alrededor de 88.000 autos hasta la primera mitad de este año.

Tesla anunció hace un año que estaba trabajando con el gobierno de Shanghái para explorar la fabricación local. Desde entonces, la producción en China se ha vuelto aún más crucial: la semana pasada, en respuesta a los aranceles impuestos por Estados Unidos, China aumentó al 40 % el arancel de importación a los automóviles de fabricación estadounidense, lo que llevó a Tesla a elevar los precios. Una planta en China también reduce los costos de transporte y potencialmente hace que el abastecimiento de componentes sea más económico.

La compañía ha aumentado los precios de los sedanes Model S y el crossover Model X en China en hasta US$30.000 después de que Pekín impuso aranceles adicionales a los autos fabricados en Estados Unidos, dejando sus vehículos fuera del alcance de más consumidores en su segundo mayor mercado a nivel mundial.

En noviembre, Musk dijo que Tesla estaba a unos tres años de comenzar la producción en el mercado automotriz más grande del mundo. La planta producirá un par de cientos de miles de vehículos al año para compradores en China y potencialmente otras partes de Asia, dijo en ese entonces. Tesla probablemente fabricará el sedán Model 3 más pequeño y el próximo crossover Model Y en China, dijo en ese momento, en lugar del sedán Model S o los vehículos utilitarios deportivos Model X que son más costosos y que normalmente se venden en Estados Unidos por más de US$100.000.

China presenta una gran oportunidad de crecimiento para Tesla y rivales como BMW AG y Daimler AG, que tratan de aprovechar un mercado masivo y de rápido crecimiento para vehículos de nueva energía. Esta categoría, que incluye automóviles a batería, híbridos enchufables y de celda de combustible, alcanzó 777.000 unidades el año pasado y podría superar el millón este año, según estimaciones de la Asociación China de Fabricantes de Automóviles. El objetivo del gobierno es de siete millones de vehículos al año para el 2025.

Tesla vendió 14.779 vehículos en China el año pasado, de acuerdo con datos de LMC Automotive. Con eso obtuvo alrededor del 3% del mercado de vehículos eléctricos a batería del país, lo que dejó a la marca en el décimo lugar del segmento. China representó 17% de los ingresos de Tesla en el año 2017, de acuerdo con una presentación a los reguladores estadounidenses.

El aumento de producción es fundamental para que el fabricante de automóviles sea capaz de mantenerse económicamente mientras persigue la misión de Musk de acelerar la transición del mundo hacia el transporte a batería. Tesla produjo 5.031 unidades del Model 3 en la última semana del segundo trimestre en su planta de Fremont, con lo que cumplió un objetivo que Musk había dicho era crucial para generar efectivo y obtener ganancias.

FUENTE: DIARIO LA REPÚBLICA (CO)


¿Te gusto esta publicación?, compártelo con los demás
VOLVER